Here I go Again on My Own

Es gracioso ver cómo tu vida se puede resumir con canciones. Seguro que cada ser humano en este planeta podría hacer su biografía con música. El otro día conduciendo, en mi emisora favorita de radio, 104.3 The Buzz, escuchaba esta canción de Whitesnake, ¨Here I Go Again on My Own¨, y es que, después del típico noviazgo de adolescente, un matrimonio, un noviazgo largo, salir con el anormal más famoso de Puerto Rico, y algún ligue sin importancia alguna, me identifico totalmente con ésta y otras muchas canciones.

Vivir lejos de mi casa me ha hecho independiente, algo solitaria, y sobre todo fuerte. Por supuesto que tengo una gran ¨safety net¨que son mi familia, mis padres, hermanas, Alejandra, primos y mis amigas-os que están en España. Aquí en Puerto Rico puedo decir que tengo muchos amigos, pero después de diez años viviendo en esta isla, me di cuenta que la cultura es muy diferente, y el concepto de amistad no es el mismo que tenemos en Pamplona. A veces pasan días sin que nadie te llame. Cuando regreso de Isabela a las once de la noche de un domingo en mi auto, he pensado; ¨menos mal que no me ha pasado nunca nada grave  en esta isla porque nadie se enteraría¨. Seguro que en Pamplona notarían mi ausencia vía mail o Facebook antes que cualquiera de aquí. Aunque estoy lejos de mi clan, me siento súper feliz de tenerlos porque están conmigo siempre. No me olvido de Art, Mike, Katgie, Germán, Roli y alguno más de por aquí, que son súper buenos amigos para siempre, y no entran en el lado negativo de este escrito.Yelly y Paul excluidos también. Tengo mucha suerte de formar parte del clan Garraus, en el que no sólo está mi familia, sino también mis amigas. Todos nosotros estamos unidos por un lazo inquebrantable del que estoy muy orgullosa: amor, confianza, lealtad y honestidad.

No sé dónde me llevará la vida pero es parte de esta gran aventura de vivir sola. Cuando sonaba esta canción que me encanta desde que era una cría, la cantaba feliz de no tener que convivir con discusiones diarias, dramas, ni aguantar a nadie que no me quiera, o no me trate como me merezco: una reina. Mientras tanto, disfruto de mi libertad que nunca voy a perder, los hombres vienen y van, pero la familia y amigas las tienes para siempre. So, Here Ago Again on my Own!!